Tecnología y Negocios

Creando una cultura empresarial para apoyar el cambio digital – Parte 2

Anteriormente en la  Parte 1 de esta serie, comentamos las barreras para la implementación digital. Ahora, definiremos los elementos de la cultura empresarial

Elementos de la cultural empresarial que impactan en la evolución digital

La cultura empresarial cuenta con muchos componentes que pueden variar desde actitudes hacia la diversidad, precepciones sobre compensaciones y beneficios. Los temas relacionados con la evolución digital, aunque son frecuentemente temas nuevos de la empresa sin respuestas fáciles. Pueden incluir comunicaciones, relaciones con clientes, actitud hacia los datos y el valor de la innovación y la resolución de problemas.

“Los ejecutivos deben ser proactivos en formar y medir la cultura, con el mismo rigor y disciplina para resolver la trasformación operacional. Esto incluye el cambio en la estructura y los elementos tácticos en la organización que funciona conforme al cambio cultural que se intenta lograr”, dice el reporte de McKinsey.

Evaluemos más de cerca algunos de los elementos de la cultura empresarial lista para ser digital y porqué estas características son tan importantes

-Compromiso con los Clientes. Las empresas frecuentemente luchan para movilizar a los empleados por medio de los puntos de contacto integrados, recorrido de compra del cliente, y la importancia de experiencia consistente de los clientes. Entender las prioridades a medida que se relaciona con el servicio a los clientes resulta esencial. ¿Cuánto puede hacer cada empleado para asegurar que el cliente esté feliz?

-Eliminar silos.  Esto ha sido una prioridad por muchos años para muchas empresas, sin embargo, el tema todavía existe. Eliminar las barreras entre los departamentos es difícil, pero es una de las primeras tareas que debe lograrse. Mejorar la visibilidad ayuda. La capacitación operacional cruzada con equipos formados por personas de distintos departamentos incentiva el pensamiento en equipo, y no la división y exclusividad por sectores.

-Aceptación del riesgo. La adopción de una mente digital significa la intención de aceptar el riesgo y probar conceptos innovadores y nuevos. No todas las ideas tendrán éxito. Los ejecutivos deben comunicar al equipo que pueden ocurrir fallas y que no habrá represalias. El miedo al fracaso puede llevar al miedo de probar nuevas ideas. Pero, el péndulo no puede ir al extremo de que las decisiones de alto riesgo sean aceptables. ¿cuál es el punto de equilibrio para las empresas?

Encontrar ese punto no es fácil. Conforme a lo que dice el reporte de McKinsey “Por un lado, el deseo de tomar riesgos se ha vuelto más temeroso porque la transparencia es mayor, la ventaja competitiva es menos durable y el costo de errar es alto.”

-Incentivar la resolución de problemas. Descubrir nuevas maneras de resolver viejos problemas es uno de las puertas del plan digital, de manera, que los empleados deben entender los principios básicos de la resolución de problemas y contar con acceso a las herramientas necesarias. Los reportes y el seguimiento de KPI son funciones importantes que ayudan al personal a diseñar soluciones. El acceso a los datos de los clientes y una visión de la cadena de valor completa son requisitos para investigar las causas y proponer soluciones.

-Trabajo en Equipo. En la era digital el trabajo en equipo es más importante que nunca. Si se trabaja como individuos por separado, las innovaciones en toda la empresa que son partes de la movida digital serán difíciles de implementar. Al formar equipos con diversas funciones para tratar las iniciativas, la empresa se beneficia con vistas diferentes que cubren una gran variedad de escenarios y preguntas “que ocurre si…”. La estrategia grupal tambien permite compartir la carga entre distintas personas, de manera que no solo un departamento tiene toda la carga del trabajo adicional. Cuando se asignan equipos para trabajar los temas diales, tambien se beneficia el convencimiento haciendo que el personal se considere parte de la solución.

-Empoderamiento de los usuarios. Una empresa con cultura lista para ser digital, pone gran énfasis en hacer que cada empleado esté empoderado para comprometerse y tomar decisiones e impulsar las iniciativas de la empresa sin verse atrapado con exceso de rigidez y tramites. Los negocios funcionan al ritmo de la velocidad del cambio, y requieren personal que pueda rápidamente tomar decisiones y sepa cómo seguir adelante.

Próximos pasos para desarrollar la cultura empresarial

¿Se pueden aplicar vendas a la cultura empresarial existente para realizar los cambios, corregir principios erróneos y reparar brechas? ¿O el cambio cultural es simplemente un hecho colateral que ocurrirá naturalmente con la implementación digital? El reporte de McKinsey afirma, “Según nuestra experiencia, los ejecutivos que esperan que la cultura organizacional cambie por sí sola, serán demasiado lentos a medida que crece la penetración digital, e impulsa la intensidad competitiva”.

Las organizaciones estarán mejor posicionadas si toman pasos activamente en el cambio cultural, ayudando al personal a hacer la transición a la nueva manera de hacer negocios, y pensando en la empresa y los clientes.

Lea la próxima parte de la serie sobre tips para crear la cultura digital paso a paso.

Los comentarios están cerrados.