Perspectivas del sector de fabricación

¿Estamos ya ante la «fábrica del futuro»?

Intentar definir qué es la «fábrica del futuro» sería, como poco, algo complicado. Cada experto ofrece una definición ligeramente diferente. En lo que todas las definiciones coinciden es en la idea de que la «fábrica del futuro» se centrará en servir a los clientes del futuro. Y la competencia será dura, ya que habrá muchos fabricantes innovadores e igualmente avanzados. También está claro que las tecnologías digitales serán las impulsoras de la próxima evolución industrial.

En la «fábrica del futuro», la fabricación se convertirá en el centro de una cadena de suministros optimizada que añadirá valor en cada etapa del proceso, desde el proveedor inicial hasta el cliente final.

Los factores que darán forma a la fábrica del futuro son ya evidentes:

  • Clientes exigentes: los clientes actuales esperan respuestas rápidas y opciones de productos únicas y personalizadas.
  • Mayor competencia de precios: Internet ofrece a cualquiera una transparencia total de precios, lo que hace que sea más difícil evitar la competencia de precios cuando no hay diferenciadores convincentes.
  • Cadenas de suministro altamente sincronizadas: los fabricantes, tanto en el ámbito del B2B (comercio entre empresas) como del B2C (comercio con clientes), sirven ahora a clientes que exigen el suministro conforme a un calendario preciso, ni muy pronto, ni muy tarde.

En estas condiciones, los fabricantes necesitan contar con las tecnologías digitales lo más eficaces posible para seguir siendo competitivos en un entorno que está cambiando a una velocidad casi incomprensible.

Afortunadamente, para los fabricantes, ahora es más factible que nunca comenzar la transición hacia un proceso de fabricación impulsado por la tecnología, eficiente e inteligente. Los fabricantes que se adelantan al futuro ya están adoptando una serie de medidas de actualización en vistas a prepararse para la «fábrica del futuro», como por ejemplo:

  • La robótica: cerca del 59 % de los fabricantes usan algún tipo de tecnología robótica, según el Manufacturing Institute.
  • La nube: más del 66 % de los fabricantes de todo el mundo trabajan con software en nube, según la encuesta 2014 CloudView Survey del IDC.
  • El Internet of Things (IoT): el 35 % de los fabricantes encuestados por IndustryWeek ya utilizan el «Internet de las cosas», es decir, recopilan y usan datos generados por dispositivos inteligentes para mejorar sus procesos operativos o de fabricación.

Cada una de estas tecnologías puede ayudar a los fabricantes a agilizar la producción, mejorar la calidad y reducir los costes. Los robots han llegado a un punto en el que resultan más económicos como mano de obra que las personas en ciertos sectores, como la industria automotriz, y los expertos estiman que esta tendencia se extenderá rápidamente a otras industrias. También son ahora más sofisticados y lo suficientemente flexibles como para permitir a las empresas aumentar o reducir de manera rentable el volumen de producción según la demanda. Gracias al «Internet de las cosas», los fabricantes pueden aprovechar al máximo los equipos, herramientas y aplicaciones inteligentes para reducir los costes e incrementar considerablemente la eficacia. Por otra parte, la nube crea un marco de trabajo que multiplica los beneficios de las otras dos tecnologías.

Muchas empresas están más cerca de lo que imaginan de tener la «fábrica del futuro». Técnicas tales como la lectura de códigos de barras y la identificación por radiofrecuencia (RFID, en inglés) están bien establecidas en muchas industrias y ahora estas tecnologías pueden mejorarse incluyendo funciones de detección remota y procesos empresariales automatizados que, de hecho, adoptan decisiones rutinarias en respuesta a las condiciones de fabricación. Estos sistemas no eliminan la necesidad de la intervención humana —y tampoco sería deseable que lo hiciesen— aunque sí ayudan a los fabricantes a concentrarse en las decisiones que requieren más de su atención mientras que las rutinas se automatizan.

Consulte nuestro artículo de Industry Perspectives sobre la «fábrica del futuro» para informarse sobre cómo puede aumentar la integración y uniformidad de todos los sistemas de su organización para alcanzar el nivel de capacidades avanzadas que contribuirán a definir la «fábrica del futuro».

Larry Korak, director de Industrial Manufacturing, industrias y soluciones estratégicas, Infor

Tags:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *