Perspectivas del sector de fabricación

Qué supone el «Brexit» para los fabricantes

Muy pocos estaban preparados para los posibles efectos en la economía del referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea o «Brexit», como se le conoce más familiarmente en todo el mundo. Muchos se han informado en Internet sobre las implicaciones que esto tendrá para viajar, mientras que los norteamericanos se preguntaban cómo afectaría a sus cercanas elecciones presidenciales. Sin embargo, para los fabricantes existía otro tipo de preocupación: ¿qué supondrán estos resultados para mi industria?

Los norteamericanos pueden respirar tranquilos: The Wall Street Journal publicó recientemente un artículo donde se explica que el sector de la fabricación de Estados Unidos apenas se verá afectado por el resultado.

Sin embargo, existe menos acuerdo sobre las consecuencias del «Brexit» para el mismo sector en el Reino Unido. The Guardian mantiene la postura de que el «Brexit» contribuirá a la supervivencia del sector fabril británico en el mercado global, mientras que The Telegraph considera que se trata de una cuestión más compleja y habla de ella como “una caso en el que, al menos, durante las próximas semanas o meses, habrá que ‘esperar a ver’, de manera más clara, hacia donde se encamina el país”.

Según el Business Insider, es posible que Europa sufra a pesar del crecimiento experimentado en junio. Chris Williamson, responsable de economía de Markit, expresa que: “Dada la incertidumbre causada por la posibilidad de que se produzca el ‘Brexit’, cabe esperar que el gasto de empresas y consumidores en la zona euro se vea afectado negativamente, al menos, a corto plazo, minimizando el crecimiento en los próximos meses”.

¿Cómo deberían actuar los fabricantes? Parece ser que ya lo están haciendo. En la segunda edición de la Guía de software de fabricación de Infor, se explica que los fabricantes llevan mostrándose cautos, en cuanto a inversiones, desde 2015, lo que posiblemente ha contribuido a que algunas empresas estén mejor preparadas para las consecuencias del «Brexit». En términos de estabilidad y crecimiento a largo plazo, las estrategias clave varían en función del sector vertical:

  • Los fabricantes de automóviles podrán crecer a través de fusiones, adquisiciones e innovación mediante un aumento de la inversión en I+D
  • La industria aeroespacial y de defensa deberían considerar las nuevas tecnologías para poder afrontar las dificultades presupuestarias municipales y el estancamiento de las contrataciones
  • En los sectores verticales, centrarse en la capacidad de dar respuesta a los clientes podría traducirse en un crecimiento de la cuota de mercado del 2-3%

Si desea más información sobre cómo afrontar los problemas del sector de la fabricación o desea explorar las cinco tecnologías clave para lograr el éxito en cualquier operación de fabricación, consulte la Guía de software de fabricación 2016.

Tags:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *